El gato British la raza de gatos mas antigua de Inglaterra

El gato British es la raza de felinos más antigua de Inglaterra, considerada también como una de las razas europeas con más solera. Es inteligente, cariñosa, juguetona y cuenta con la capacidad de gozar con una continua y excelente salud.

El Britsh es caracterizado por su amplia e inconfundible cabeza. Tienes orejas muy separadas entre sí y redondas, debajo de estas se encuentran dos ojos grandes con un color intenso que genera una armonía con su pelaje.

Su cuerpo es robusto y fuerte, esto le otorga un aspecto demasiado solemne. Junto al pelo denso, corto y suave se encuentra un gato señorial y exquisito. El gato British tiene un andar lento y majestuoso que culmina en una cola gruesa y fina en su punta. Este felino, acostumbrado a visualizarse en color azul, tiene un amplio abanico de colores y patrones.

Historia del gato British:

Llegó a las Islas Británicas hace 2.000 años en compañía de soldados romanos. Por muchísimos años fueron considerados animales especiales por los seres humanos, ya que tenían un papel fundamental en la vida cotidiana. En el campo se encargaban de evitar que los roedores camparan y se comieran las cosechas. Y en la ciudad, dentro de los barrios, donde las condiciones de vidas eran paupérrimas, eran una excelente forma de evitar las plagas propagadas por los roedores, por lo que fueron estimados de gran ayuda al sostenimiento de la salud pública.

En el año 1800 inició a criarse selectivamente; ya en 1871 participó en la Exposición Animal del Palacio de Cristal, en la cual estremeció al jurado y el público general, resultando ganadora una hembra de color azul. Fue denominada British Shorthair como una estrategia de distinción a las razas extranjeras que vivían en las islas.

En el periodo de las Guerras Mundiales, como ocurrió con otras razas felinas, el British tuvo que diezmar sus ejemplares, por lo cual fue necesitado el uso de otras razas con la finalidad de revitalizarla. Esto contribuyó, en gran parte, a la desaparición de patrones tradicionales y a la creación del hoy en día conocido “Britis Sorthair”. La raza selecta para esta tarea fue el gato persa, lo que le propició una mayor paleta de colores y ocasionó su actual corpulencia. El pelo largo del persa apareció en diversos ejemplares que se apartaron en la cría del sorthair, aunque terminaron dando lugar a un british longhair, quien aún no es reconocido por la Federación Internacional Felina, pero sí por diversas asociaciones internacionales.

¿Cuál es el carácter del gato British?

Los criadores del British creen que su carácter se encuentra enteramente relacionado con el color del manto. Ya que la plata o silver poseen un carácter sensible, los azules son testarudos y los tabby son juguetones y alegres. Aunque, a pesar de éstas afirmaciones sí hay similitudes en ellos. Generalmente el British es un gato de excelente carácter que ama sentir el afecto de los seres humanos, los cuales adora y persigue con fidelidad a donde estos vayan. Es un felino sociable que puede vivir sencillamente en zonas de exterior y en pisos, generando adecuados lazos con otros felinos y con diversas especies de animales, como los pájaros o los perros.

El gato British es un excelso cazador, por lo que su entretenimiento más optimo es el derribo de juguetes y piezas y el acecho. Es, en concreto, un excelente compañero con una adecuada combinación entre temperamento y docilidad, cariñoso y sociable, aunque no entra en la categoría de empalagoso, es tranquilo, pero con ratos de actividad.

¿Qué cuidados deben tenerse con el gato British?

El principal cuidado que debemos tener con este felino corresponde al control de la alimentación. El gato British tiene tendencia al sobrepeso, por lo que debe controlarse la cantidad de ingesta. El felino debe ser robusto y grande, no gordo. Beneficiosamente le fascina el juego; esto nos ayudará a realizar con él sesiones lúdicas que contribuyen en la quema de calorías y energías.

Lo ideal es alimentarlo con un pienso equilibrado y seco basado en un porcentaje adecuado y proteico que sea adecuado para el mantenimiento de su musculatura, la grasa para el ideal estado del pelaje y su impermeabilidad y los minerales para su interesante osamenta.

Requiere de constantes cepillados para eliminar la amplia variedad de pelo muerto que produce, principalmente en épocas de muda. Es imprescindible destacar que al poseer un pelaje abundante y denso los parásitos externos consiguen muy confortable el cuerpo de este gato, por tal motivo, el uso de des-parasitadores externos es ideal para evitar estos malos.

Se ha comprobado que el gato British tiene tendencia a la enfermedad del muslo cardiaco que no permite se bombee la sangre de manera eficiente, también sufre cardiomiopatía dilatada y tromboembolismos.

¿Cuáles son los patrones físicos del gato British?

Monocolor: Se presenta en un único color sobre la superficie. Cada pelo tiene el mismo tono de la raíz a la punta, es un color solido. Los colores admitidos en esta raza son negro, rojo, azul, crema, lila, chocolate y blanco.

Tortie: Corresponde a la mezcla de dos colores en la cual uno es la base y otro es distribuido en forma de pinceladas. Basándonos en el color base se puede visualizar un British chocolate tortie, blue tortie, black tortie y lilac tortie.

Van: Posee una superficie 75% de color blanco. El resto de su capa, distribuida entre cola y orejas, puede ser de cualquier color.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *