El gato común europeo también conocido como gato romano

El gato común europeo es una raza felina conocida como “gato romano”, ya que fue en dicha época donde se expandió por todo el continente. Este animal proviene del gato de la jungla y del gato montés africano, aunque, debido a la multitud de hipótesis que han surgido, sus orígenes son enteramente inciertos. El año 1981 la raza fue aceptada de forma oficial por la FIFE.

¿Cómo es la apariencia del gato común europeo?

A pesar de que muchos gatos que no corresponden a esta raza son clasificados bajo esta denominación, son amplias las exigencias de los estándares que se han suavizado, ya que el europeo negro y blanco también puede ser crema y blanco, azul y blanco o rojo y blanco. Es un animal grande, de cuerpo alargado, poderosa musculatura y patas muy cortas, pero resistentes. Su aspecto general presenta aires de grandeza debido a su erguido cuerpo. Las dimensiones de su cabeza son acordes al cuerpo, ésta es redonda. Sus orejas son separadas y la nuca es de gran tamaño. Sus ojos son grandes, muy expresivos y redondeados, tienen un color amarillo intenso. Sus manchas faciales cubren la simetría de sus mejillas, orejas y cráneo, siendo de color blanco la nariz, pecho, barbilla y cuello. Su cola no es muy alargada, es de aspecto macizo y muy gruesa. Los ejemplares que presentan un pelaje sedoso y apretado, de color blanco, éste en más de una tercera parte se considera excluido. Algunos de los colores de su pelaje, son:

  • Tricolor: Es una mezcla de tres colores, entre estos, negro, naranja y blanco. Es muy frecuente en las hembras, en cuanto a los machos que suelen nacer con estas características, tienden a ser estériles.
  • Atigrado, Jaspeado, romano o tabby: Dispone de tres rayas oscuras que sobresalen en la línea dorsal, además, en los costados tienen una mancha con forma de concha. Las variaciones van desde el anaranjado y el gris con negro, en diversos casos suele mezclar el blanco.
  • Bicolor: Mezcla de dos colores, que bien pueden ser, anaranjado y blanco o blanco y negro.
  • Monocolor: Anaranjado, negro o blanco son los colores más frecuentes.

¿Cuál es el origen del gato común europeo?

El gato común europeo es oriundo, tal como su nombre lo indica, de Europa, más en especifico de la Europa Occidental, encontrándose emparentado con los gatos actuales del continente, es decir, los gatos de compañía mestizos que pueden encontrarse en las granjas o casas.

Hace aproximadamente 2.000 años, los romanos solían llevar consigo gatos con la finalidad de que estos vigilaran sus provisiones de los roedores. La mayoría de estos felinos terminaron apareándose con los gatos monteses europeos, como suelen hacerlo en la actualidad suelen hacerlo los gatos asilvestrados. Del cruce entre los gatos monteses y los domésticos romanos, nació un gato parecido al gato Europeo actual, sin embargo, éste era más esbelto, tenía patas más largas.

Una de las teorías más aceptada indica que el origen del gato europeo es debido al gato montés africano, razón por la cual se considera como una de las razas más antiguas. Con plena seguridad, basados en historiales científicos, el gato europeo es el antepasado de todas las razas de felinos existentes.

Tras llegar a la costa del Mediterráneo, logró extenderse rápidamente en el continente europeo, probablemente al ser transportados por los barcos mercantes.

En esta raza de felinos el hombre no ha intervenido de ninguna forma para la construcción de su aspecto físico y carácter.

La Federación Internacional Felina (conocida por las siglas en inglés F.I.F), reconoció de forma oficial en 1982 tras múltiples intentos a la raza del gato Común Europeo, también denominada Euorpean Shorthair o Europeo de pelo corto.

¿Cómo es el carácter del gato común europeo?

Es muy complejo definir el carácter de esta raza ya que los ejemplares que la conforman no se fijaron a través de un programa de selección. Diversos investigadores afirman que el gato común europeo es un animal manso, llegando al punto de considerarse flemático. A pesar de todo, los gatos europeos comparten la malicia, valentía, vivacidad, curiosidad y, principalmente, la capacidad de proporcionar un afecto realista a sus dueños. Asimismo, este felino posee excepcionales cualidades como la de cazar ratones. De igual forma, es desconfiado y tímido en lo que respecta a los extraños.

A pesar de todo es un excelente felino de compañía, el cual siente una irrefutable fascinación por los juegos, siempre y cuando le sean respetados sus momentos de soledad. Este felino es domestico por excelencia, debido que entra en la categoría de afectuoso y tranquilo, también ama la compañía de las personas.

El gato común europeo se destaca por su inteligencia, gracias a ella puede adaptarse a la vida cotidiana. Por lo cual, el dueño ideal para este animal no existe, ya que cualquier persona que respete sus instintos de independencia y libertad es merecedor de adoptar a esta raza.

¿Qué cuidados deben tenerse con el gato común europeo?

Su pelaje no implora de muchos cuidados. Sólo basta con cepillarlo una vez cada semana.

Este gato puede llegar a vivir 15 años siempre y cuando se le apliquen los cuidados más relevantes, es decir, alimentación equilibrada, vacunación y buen techo. Se considera adulto tras cumplir el año y medio.

Es imprescindible tomar precauciones en lo que respecta su producción, debido que esta raza se reproduce con mucha frecuencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *