Gato que estornuda, como cuidar su salud

El estornudo en los gatos es algo normal, siempre y cuando sea ocasional. Al igual que en los seres humanos, el estornudo es la salida abrupta del aire que respiramos por un estímulo recibido en la mucosa nasal, dicho aire se expulsa para eliminar aquello que está estimulando la mucosa nasal, lo mismo pasa en un gato que estornuda.

Gato que estornuda

No debes preocuparte por un simple estornudo pues es algo bastante natural. Cuando se vuelve recurrente y está acompañado por síntomas como secreciones nasales, ojos llorosos y síntomas de decaimiento, es hora de llevar a tu gato con el veterinario para tratar la enfermedad.

Causas de los estornudos

Existen diversas causas que pueden hacer que tu gato estornude, unas naturales y otras representan complicaciones de salud y enfermedades.

La presencia de una partícula extraña en la nariz de tu gato (como una semilla u hoja pequeña) puede causar estornudos frecuentes para expulsar el agente externo. Aunque las causas de éste padecimiento va mucho más allá y pueden incluir enfermedades como:

Las causas más comunes de que tu gato sufra de estornudo son las infecciones respiratorias. Por lo general, este tipo de infecciones afectan a los gatos jóvenes y pueden ser prevenidas mediante las vacunas que se les aplica en los primeros meses de vida.

Gato que estornuda

Las infecciones de tipo viral que causan estornudos de manera frecuente son:

  • Virus del herpes felino: Al igual que en los seres humanos, el virus del herpes lo contraen mediante el contacto directo con un gato infectado.
  • Calicivirus felino: Es un virus que por lo general, ataca los pulmones y la boca de los gatos. Tiene síntomas leves pero puede causar neumonía en algunos casos.

Las infecciones virales también pueden ser desencadenantes de otro tipo de problemas respiratorios que empeoren los estornudos. En el peor de los casos, pueden generar una infección bacteriana en un gato que estornuda. Otras de las infecciones felinas que causan estornudo son:

  • Peritonitis infecciosa: Se puede presentar sin síntomas, con unos síntomas muy leves o una sintomatología grave dependiendo al descuido.
  • Virus de inmunodeficiencia felina: También conocido por sus siglas VIF, es un virus que se desarrolla lentamente pero tiene un impacto muy fuerte en el sistema inmunológico de los felinos lo que los hace susceptibles a otras enfermedades.
  • Leucemia: Ésta infección es grave y por lo general, es mortal para los mininos.
  • Clamidia: Produce infección ocular

La bordetella y el mycoplasma son bacterias que causan infecciones y generan estornudos, por lo que debes estar al pendiente de los síntomas que presente tu gato.

Gato que estornuda

Si tienes un gato que estornuda luego que de realices una acción desencadenante de un olor fuerte, puede que ese sea el único problema que le cause la irritación de la mucosa nasal y no debes preocuparte. Los gatos estornudan por los siguientes olores:

  • El humo del cigarrillo
  • Un perfume fuerte
  • Los insecticidas
  • Las velas
  • El polvo
  • El polen
  • El moho

Es natural que tu gato estornude de cuatro a siete días después de recibir una inyección intranasal pero no deberías preocuparte, el estornudo solo dura un par de días cuando mucho.

Síntomas que acompañan a los estornudos.

Cuando tienes un gato que estornuda frecuentemente y ves que aqueja otros síntomas, debes acudir inmediatamente al veterinario pues seguramente tiene uno de los problemas anteriormente mencionados y necesitará asistencia inmediata. Los síntomas son:

  • Secreción nasal recurrente.
  • Fiebre.
  • Decaimiento.
  • Ojos llorosos.
  • Babeo excesivo.
  • Tos o dificultad para respirar.
  • Falta de apetito.
  • Diarrea.
  • Pelaje deslustrado.
  • Ganglios linfáticos.
[Total:1    Promedio:5/5]

Leave a Reply